Colombian Teaching & Learning

551


Políticas educativas del idioma inglés en Colombia, un ejemplo de su impacto

Se dice que el ganador del Premio Nobel, el colombiano Gabriel Garcia Marquez alguna vez dijo “El idioma universal no es el inglés, es el inglés mal hablado.” Tomándoselo medio en broma, medio en serio la verdad es que realmente las personas alrededor del mundo se expresan en inglés en una gran variedad de maneras. Los colombianos que aprenden inglés en Colombia también tienen su propio acento por supuesto, el cual varía si se es de una región del país u otra. Por ejemplo se puede reconocer que un  paisa suena en inglés diferente a un costeño, algo similar a lo que ocurre con los acentos regionales en español a lo largo del país. Ahora si la persona aprendió inglés en otro país, seguramente otros aspectos influyen, como por ejemplo el acento del país o paises en los que se aprendió el idioma y el tiempo que se estuvo expuesto a ese tipo de entorno.   

Desde el inicio del nuevo siglo y en medio del proceso de globalización en el que nos encontramos inmersos, en Colombia se hizo cada vez más evidente que el inglés es el idioma predominante para la comunicación entre las personas y naciones alrededor del mundo, y que ofrece numerosas ventajas competitivas y oportunidades en temas académicos, culturales o económicos, entre otros. El sistema educativo Colombiano elaboró e implementó el Programa Nacional de Bilingüismo proyectado inicialmente desde el año 2004 hasta el 2019, este programa desde entonces ha cambiado de nombre y de metas en diferentes ocasiones. Durante los años 2005 y 2006 el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Educación trabajo en la formulación de los estándares básicos de competencia en idioma inglés.  A finales del año 2006 estos estándares fueron publicados bajo el título Guía N° 22 Formar en lenguas extranjeras: ¡el reto! Lo que necesitamos saber y saber hacer, durante los dos próximos años se realizó un proceso de socialización y adopción de estos estándares en el país, resaltando así mismo la importancia de fortalecer nuestra lengua materna y preservar las lenguas indígenas colombianas.

Desde entonces las Comunidades Educativas en Colombia han adoptado las nuevas políticas de calidad, así como la inclusión de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para fortalecer los procesos de aprendizaje. Se establecieron metas nacionales y regionales a corto, mediano y largo plazo de acuerdo a los nuevos estándares y se articularon los programas de los institutos de inglés registrando y acreditando sus ofertas de educación para el trabajo y el desarrollo humano. El programa incluyo una estrategia denominada Plan de Fortalecimiento y Desarrollo de Competencias en Lenguas extrajeras (2010-2014). Ya en el año 2013 los diagnósticos y estadísticas pudieron demostrar que los estudiantes de grado once (11°) que alcanzaban un nivel cercano al pre-intermedio (B1+) tan solo alcanzaba un promedio del seis por ciento (6%) en el país. Un catorce por ciento (14%) de los profesionales colombianos alcanzaba plenamente el nivel pre-intermedio (B1), y solo un ocho por ciento (8%) el nivel intermedio (B2). Menos de la mitad de los docentes de inglés del país promediaban este mismo nivel intermedio (B2). Ese mismo año el Gobierno Nacional decreta la Ley 1651, de Bilingüismo.

English_language_educational_policies/Education_policies_English_Langague_ColombiaFuente: Ministerio de Educación Nacional

Gobernación de Risaralda

El trabajo del Ministerio de Educación Nacional, las Universidades públicas y privadas, los Gobiernos locales, Centros de Idiomas, Empresarios, y las Comunidades Educativas han generado numerosas iniciativas de enseñanza y aprendizaje en todo el país, que han beneficiado a un gran número de Colombianos involucrados en actividades educativas o productivas. Se han implementado programas de desarrollo de habilidades comunicativas y pedagógicas dirigidos a estudiantes y docentes. La discusión académica y cultural se ha multiplicado y fortalecido tanto en espacios físicos como virtuales, y se han publicado numerosas historias de experiencias exitosas. El Programa de Bilingüismo de Colombia actualmente se denomina Programa Nacional de Inglés “Colombia Very Well” (2015-2025). Este contempla continuar el acompañamiento y formación a docentes, fortalecer el modelo pedagógico colombiano English Please en el sistema educativo, así como la infraestructura de apoyo y tecnología necesaria, junto con la inclusión de estrategias extracurriculares que permitan ir más allá de la instrucción formal y tradicional del salón de clase. También apoya la continuidad del programa de voluntarios internacionales, Programa de Compañerismo de Enseñanza de Inglés.

Con el interés de saber cómo impactan este tipo de programas a las personas que forman parte de las comunidades educativas beneficiadas, nuestro colega Wilson Valencia Rivas, quien junto con otros 17 docentes del departamento de Risaralda cursa un programa de Maestría en la Universidad de Caldas, tuvo la oportunidad de charlar con una de sus compañeras del programa. Lida Valencia, una profesora de inglés de Quinchía Risaralda quien amablemente nos compartió sus experiencias y perspectivas como candidata a Magíster de este programa que adelanta con el total apoyo financiero de la Secretaría de Educación de la Gobernación de Risaralda y el Sistema General de Regalías - SGR. Esto fue lo que nos comentó.  (Escucha la entrevista en inglés al final del artículo)

 

WR:    Bienvenidos a Colombian Accents. Hoy desde la Universidad de Caldas, estamos con Lida Valencia. Lida Bienvenida a Colombian Accents. 

LV:     Gracias Wilson.

WR:    ¿Lida, de dónde eres?

LV:     Soy de Quinchía, Risaralda.

WR:    ¿A qué te dedicas, cuál es tu profesión?

LV:     Soy docente de inglés en Quinchía Risaralda, en la institución educativa, Nuestra Señora de los Dolores, soy graduada en lenguas modernas, en este momento soy candidata al programa de maestría en didáctica del inglés en la Universidad de Caldas.

WR:    La Gobernación de Risaralda te ofreció a ti y a otros docentes de Risaralda una beca para estudiar didáctica del inglés, ¿Cuáles eran tus expectativas al principio del programa?

LV:    Bueno tenía muchas expectativas; una de ellas era mejorar mi desempeño con los estudiantes en el salón de clases. Quería aprender muchas cosas sobre enfoques o métodos, pero también didácticas, me refiero a actividades y cosas diferentes que pudiera hacer con mis estudiantes en el salón de clases a diario.

WR:    ¿Cuáles son los impactos que consideras tú, han tenido tus clases desde que estas participando en el programa?

LV:    Estoy muy consciente del proceso de enseñanza y el proceso de aprendizaje. Estoy teniendo en cuenta los intereses de mis estudiantes y pensando más sobre la manera en que ellos aprenden, sus estilos de aprendizajes y pienso que he mejorado mucho en mi desempeño con ellos, y puedo observar el comportamiento de su interés que ha mejorado.

WR:    ¿Cómo es la experiencia de enseñar a niños y niñas en un pueblo como Quinchía?

LV:    Bueno, estoy trabajando en Quinchía desde el 2010, al principio lo encontré muy difícil, un reto, porque los estudiantes no les gustaba el inglés. Cuando llegue al colegio, el colegio se supone que tiene énfasis en inglés. En los grados decimo y once tenemos 6 horas semanales, y el colegio no tenía nada en inglés, me refiero a que por ejemplo, la secretaría no estaba rotulada en inglés, la librería o las dependencias del colegio no tenían nada en inglés, así que lo implementé. Tomamos la decisión con mis colegas, con Natalia y Fanny de marcar todos los lugares del colegio.

WR:    ¿Recomendarías a otros profesores estudiar en un programa de maestría, y por qué?

LV:    Si por supuesto, yo les recomendaría a mis colegas u otros profesores estudiar un programa de maestría, especialmente este. ¿Por qué? Porque considero que es una gran oportunidad para nosotros como profesores para mejorar nuestro desempeño y para brindar a nuestros estudiantes oportunidades variadas de aprender un segundo idioma.

WR:     Y en cuanto a tus habilidades del idioma inglés, ¿sientes que tu inglés ha mejorado ahora que eres parte de este programa de maestría?

LV:    Si por supuesto. Sentía miedo de estudiar un programa de maestría, ya que estuve en el programa “Todos a Aprender” del Ministerio de Educación, así que pase dos años enseñando castellano y matemáticas a docentes de primaria. Así que fueron dos años en los que no practique el inglés, así que sentía miedo sobre eso, pero siento que han mejorado mucho mis habilidades.  

WR:     Si pudieses hacer un contraste entre tus expectativas y lo que has vivido en el programa, ¿Qué diferencias encuentras?

LV:    Si, encuentro diferencias por supuesto. La maestría es sobre didáctica del inglés y hasta ahora hemos aprendido muchas cosas sobre enfoques, teorías y métodos, pero no hemos aprendido cosas sobre actividades a ser implementadas en las clases que guiamos en nuestros colegios. Así que una de las cosas que me gustaría aprender, es como por ejemplo, cómo enseñar producción oral o como enseñar lectura, pero con actividades diferentes, actividades que motiven a nuestros estudiantes a aprender inglés.

WR:    ¿Qué recomendarías a los estudiantes de toda Risaralda con el fin de mejorar sus habilidades de inglés?

LV:     Bueno la recomendación es ir más allá del contexto del aula de clases. Me refiero a que los docentes hacen lo que hacen en nuestros salones de clases, traemos el material, enseñamos, explicamos, pero los estudiantes deberían trabajar más fuera del salón de clase. Deberían desarrollar habilidades de auto-aprendizaje e ir más allá, me refiero a cosas como oír canciones, ver películas, ver video, pero en inglés, para que puedan educar su oído, sus sentidos para aprender inglés en la vida real, de una manea real. 

WR:    Bien, ya para concluir. ¿Cuáles son esos métodos, esos enfoques que recomendarías a tus colegas, a los docentes de inglés de Risaralda para que los usen, los apliquen?

LV:     Yo aplico en mis clases aprendizaje basado en trabajos. ¿Por qué? Porque con el aprendizaje basado en trabajos, alcanzamos muchas metas con nuestros estudiantes, no solo en términos de contenido, porque vas a trabajar con contenidos, pero también en el desarrollo de algunas de sus habilidades tales como autoaprendizaje, autonomía y realmente les empieza a gustar el inglés.

WR:    Bueno Lida, muchas gracias por tu tiempo, gracias por estar acá y compartir tu opinión sobre la enseñanza del inglés.

LV:     Gracias a ti por tenerme en cuanta y realizar esta entrevista, muchas gracias.

WR:    ¡Gracias a ti!

  

Agradecimiento especial a Wilson Valencia por su contribución para con este articulo, Wilson es docente de inglés,  Licenciado en Idiomas, especialista en administración de la Informática Educativa y candidato a Magister en Didáctica.

 

 

  • Comments